Un estudio realizado recientemente sobre los factores que influyen en el rendimiento de los alumnos concluye que la actitud del alumno, tanto su motivación como la seguridad en sí mismo, tiene un gran impacto en el rendimiento escolar, siendo esta variable mayor que ningún otro factor y en concreto doblando el efecto que se suele asignar al llamado ISEC (índice socioeconómico cultural).

 

Las conclusiones a las que se ha llegado, después de estudiar la información suministrada por los cuestionarios de la última evaluación PISA, son contundentes. Para la elaboración de dicho estudio, McKinsey&Company ha aplicado lo que denominan machine learning y el análisis avanzado, identificando las 100 variables más predictivas de los factores que tienen mayor peso en el resultado académico de los alumnos.

Categorías: Educación Global

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *